La Comunidad de Madrid reduce medio punto el tramo autonómico del IRPF

Cifuentes espera el apoyo de Cs, que así probará si cree en la fiscalidad baja

La oposición tilda de "electoralista" la rebaja de impuestos de Cifuentes

Contempla una bonificación del 15 % en el impuesto de sucesiones y donaciones entre hermanos y del 10 % entre tíos y sobrinos

madrid

| 13.03.2018 - Actualizado: 17:26 h

AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha aprobado hoy una rebaja de impuestos, que incluye una reducción de medio punto en el tipo mínimo de la escala autonómica del IRPF, que situará en el 9 %, el más reducido de las comunidades autónomas. Así lo ha anunciado hoy la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, que ha aprobado el anteproyecto de ley medidas fiscales, que también contempla una bonificación del 15 % en el impuesto de sucesiones y donaciones entre hermanos y del 10 % entre tíos y sobrinos.

La presidenta madrileña ha subrayado que el conjunto de estas medidas fiscales beneficiará a los más de 3 millones de contribuyentes madrileños, que se ahorrarán 125 millones de euros al año, 170 millones si se tienen en cuenta las deducciones por nacimiento de hijos y por alquiler de vivienda aprobadas en la Ley de Presupuestos de 2018. Según Cifuentes, esta rebaja fiscal tiene dos objetivos, por un lado, "consumar el proceso de implantación de compromisos adquiridos con los madrileños en materia fiscal" y cumplir nueve medidas de su programa electoral.

Por otra parte, ha explicado que se busca "ahondar en la mejora de la economía madrileña y el empleo, incentivando el ahorro y el consumo" y se consigue, a su vez, "un sistema tributario más justo y equitativo". En cuanto al IRPF, ha indicado que la rebaja de medio punto en el tramo autonómico "beneficiará a todos los contribuyentes madrileños, pero especialmente a las rentas más bajas".

En este sentido, ha señalado que se rebaja un 5,3 % en el primer tramo, "por lo que para la rentas más bajas supondrá un ahorro proporcionalmente mayor". Según Cifuentes, esta medida "aliviará el esfuerzo fiscal de los más de tres millones de contribuyentes madrileños en 56,3 millones de euros" y mantiene a Madrid como la comunidad con los tipos más bajos.

Además de esta rebaja del IRPF, se ha acordado la ampliación de las deducciones en este impuesto, como la del acogimiento remunerado de personas mayores de 65 años o personas con una discapacidad igual o menor del 33 %, que pasa de 900 euros a 1.500. Para favorecer la conciliación, se amplía la deducción por gastos de escolaridad con una nueva modalidad por descendientes de 0 a 3 años escolarizados en el primer ciclo de educación infantil. La deducción para los beneficiarios será del 15 % de los gastos de escolaridad con un límite de 1.000 euros por descendiente.

También se han aprobado deducciones por aportaciones al capital social de cooperativas y sociedades laborales, por las que los contribuyentes se podrán deducir un 50 % de éstas con un máximo de 12.000 euros anuales. Se crea asimismo una nueva deducción del 15 % en los donativos a fundaciones inscritas en el Registro de Fundaciones de la Comunidad de Madrid.

Se incrementa del 20 al 30 % las deducciones por inversiones para adquirir acciones o participaciones en entidades de nueva creación, hasta un máximo de 6.000 euros anuales. En relación al impuesto de sucesiones y donaciones, se crea una bonificación, tanto para transmisiones entre personas vivas como fallecidas, entre hermanos, tíos o sobrinos.

Entre los hermanos, la bonificación es del 15 %, mientras que será del 10 % entre tíos y sobrinos. Cifuentes ha resaltado que Madrid se convierte así en la primera comunidad autónoma que bonifica estos impuestos entre hermanos, tíos y sobrinos.Según sus estimaciones, esta bonificación beneficiará a 10.900 declarantes y será de 32,5 millones de euros. El anteproyecto de medidas fiscales también fija bonificaciones del 10 % para la adquisición de vivienda habitual, hasta 250.000 euros en el impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.

CIFUENTES ESPERA EL APOYO DE CS, QUE ASÍ PROBARÁ SI CREE EN LA FISCALIDAD BAJA

Cristina Cifuentes espera tener el apoyo de Ciudadanos para aprobar su proyecto de ley de medidas fiscales, puesto que las rebajas impositivas planteadas no incumplen el acuerdo de investidura y porque será una buena ocasión para que la formación naranja demuestre que cree en una política fiscal baja. La presidenta madrileña ha presentado hoy el anteproyecto de ley de medidas fiscales, que incluye una reducción de medio punto en el tipo mínimo de la escala autonómica del IRPF (que situará en el 9 %, el más reducido de las comunidades autónomas) y otras medidas como una bonificación del 15 % en el impuesto de sucesiones y donaciones entre hermanos y del 10 % entre tíos y sobrinos.

Cifuentes ha explicado que no ha presentado este anteproyecto previamente a Ciudadanos porque no está incluido en los puntos del acuerdo de investidura que sellaron ambas formaciones, pacto que el Gobierno "está cumpliendo escrupulosamente". A este respecto, ha recordado que en el acuerdo con Cs hay dos compromisos en materia fiscal: no subir el tramo autonómico del IRPF y no crear nuevos impuestos, dos aspectos que se han cumplido y se han llevado aún más allá, al bajar el IRPF y crear nuevas bonificaciones a los contribuyentes.

Son, ha seguido diciendo, promesas electorales con las que el PP se presentó a las autonómicas, de ahí que no se hayan hablado con Cs previamente.No obstante, ha dicho que espera contar con el apoyo de la formación naranja a pesar de que "en demasiadas ocasiones" vota junto al PSOE y a Podemos en la Asamblea. "Estamos hablando de un partido (Cs) que, al menos en Madrid, siempre se ha manifestado favorable a una fiscalidad reducida", ha añadido la presidenta, que ha confiado en que ese "discurso" de que el sistema fiscal debe ser "recaudatorio y no confiscatorio" sea "real" y lo demuestren apoyando el proyecto del Gobierno. "Y si algún otro grupo se quiere sumar bienvenido sea el apoyo" ha añadido.

LA OPOSICIÓN TILDA DE "ELECTORALISTA" LA REBAJA DE IMPUESTOS DE CIFUENTES

Los grupos parlamentarios de oposición en la Asamblea de Madrid han tildado hoy de "electoralista" la rebaja de impuestos anunciada por el Gobierno regional de Cristina Cifuentes. El portavoz adjunto de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, César Zafra, ha recordado que su grupo ya pidió a Cifuentes una bajada en el IRPF pero les llamaron "oportunistas políticos" y pusieron "como excusa" esperar a un acuerdo sobre la financiación autonómica.

"Hoy ha decidido que ya no es una irresponsabilidad, que ya no es oportunismo político y que ya no es una tontería bajar los impuestos a los madrileños", ha manifestado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces. En su opinión, lo que está haciendo Cifuentes es "oportunismo político" porque las encuestas electorales "le van absolutamente mal". Además, le ha afeado que antes del consejo de Gobierno haya hecho el anuncio sobre la rebaja de impuestos a través de la red social Twitter, que es "la herramienta que utiliza la presidenta de la Comunidad de Madrid para gobernar".

Una actuación que también le ha reprochado la portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, que ha señalado que la rebaja de impuestos "suena a una política claramente populista y electoralista". "No se le ocurre otra cosa a la presidenta que en una región que ya es tildada por el resto de comunidades autónomas de hacer competencia fiscal y de constituirse poco menos que en un pseudo paraíso fiscal para los grandes patrimonios anunciar que va a hacer nuevas deducciones en el impuesto de sucesiones y donaciones", ha comentado.

La portavoz de Podemos ha calificado de "irresponsable" al Gobierno por tomar estas medidas y se ha preguntado cómo va a financiar los servicios públicos "si piensa continuar rebajando más de los impuestos y empequeñeciendo la capacidad de recaudación fiscal".

En la misma línea, el portavoz del PSOE-M, Ángel Gabilondo, ha pedido a Cifuentes un modelo fiscal para los madrileños "que responda a las necesidades" y ha cuestionado que pueda conseguirlo con la rebaja de impuestos "si los ingresos van a ser menores". "Esto nos anuncia que ya estamos en un momento electora, esta medida tiene esta connotación", ha apuntado.En su opinión, esta noticia es un "anuncio de Cifuentes" sobre una cuestión que cree que "debería hablarse en la Asamblea".

El portavoz del PP, Enrique Ossorio, ha asegurado que la bajada de impuestos anunciada hoy son medidas que estaban incluidas en el programa electoral de su partido para las elecciones autonómicas de 2015, en el que él colaboró. "A mí mismo me asustaba que se pudiera poner en marcha", ha reconocido, ya que aunque "la crisis económica se estaba superando" entonces era "muchísimo más dura" que ahora.